Bonsai: más que plantas ornamentales

Impactos: 45

Este post de plantas ornamentales, lo dedicamos al una cultura de miles de años: los bonsais. Descubre cómo hacer estas plantas ornamentales a partir de plantas jóvenes, y los cuidados básicos que deberás tenerlos en casa. Además de hermosos, resultan un regalo muy fascinante. Anímate a aprender cómo hacerlos. 

plantas ornamentales

¿Te animas a hacer un bonsai?

 

De origen japonés, la palabra Bonsai se puede traducir como “cultivo en bandeja”. Consiste en realizar un cultivo controlado de árboles que generalmente alcanzan grandes dimensiones, sin dejarles alcanzar más de 50 cm. Con ello, lo que se consigue es una versión enana de hermosos árboles, que en ocasiones pueden ser frutales. Esta técnica ha ido ganando adeptos en los países occidentales, como uno de las plantas ornamentales más apreciadas. Descubre el proceso al cual se someten estas plantas ornamentales para lograr el efecto bonsai, y atrévete a realizarlo en casa. Eso si, necesitarás mucha paciencia y hasta años para ver los resultados deseados.

Características del bonsai

bonsai plantas ornamentales

Estas son tres de las principales características que debería tener un árbol para ser considerado bonsai. En primer lugar, la edad, debe tener al menos cinco años de edad. La razón es que a esta edad es cuando el árbol alcanza las características de un árbol adulto. El tronco se suele desviar para conseguir un efecto más dramático. Esto se consigue amarrando suavemente alambre a su alrededor condicionando la dirección que éste adoptará. Esta es una fase muy delicada, que amerita tener mucho cuidado para no maltratar el tronco. Para ello, el alambre ideal es cualquiera que sea maleable, pero suficientemente resistente para sostener la planta en una posición. El tercer factor es la altura para ser considerado bonsai, es que no deberá exceder los 50 cm de altura. La poda anual establece esta medida, y las podas regulares se orientan las ramas, y la cantidad de follaje.

¿Cómo crear un bonsai?

El cultivo de un bonsai, comienza desde los primeros meses de la semilla germinada. La misma debes ubicarla en una zona sombreada, húmeda y con poca, pero suficiente luz. Cuando la planta alcance sus primeros 30 cm, lo cual tarda entre dos y seis meses, debes realizar la primera poda. Recorta la punta superior haciendo un corte diagonal u oblicuo, esto hará que se desarrollen las primeras ramas. Cuando haya alcanzado el primer año, la planta debe extraerse del raíz, y se le realiza un corte a la raíz principal o central. Este proceso suele ser el más delicado, porque puede matar la planta. Para hacerlo, asegúrate de que sea en horas de la noche y que la planta esté a una temperatura baja. No recortes mucho la raíz, sólo una porción. La siguiente poda, podrás realizarla a los dos meses de cortar la raíz por primera vez.

Bonsais como plantas ornamentales

Mientras se desarrolla correctamente la planta, lo mejor es mantener el árbol en una zona adecuadamente aireada, y a resguardo. Cuando haya alcanzado los primeros cinco años, ya podrás colocarlo en un lugar más visible. Sin embargo, para evitar que se muera, es importante mantenerlo en condiciones similares. Una ventana muy soleada, un jardín exterior muy seco o húmedo no son el mejor sitio.  Lo mejor es colocarlo en un lugar con luz regulada, y con una temperatura media. Puedes añadir fertilizantes, sin embargo, lo mejor es usar compost orgánico hecho en casa con meses de antelación. Es más económico, y no somete las raíces al riesgo de morir como los fertilizantes químicos.

¿Qué tipos de plantas usar?

Escoge maceteros adecuados, que permitan el desarrollo de la planta, pero que conserven un grado de humedad ideal. Los mejores son los de arcilla. Para estos bonsai,  las especies más usadas son los madereros como el roble, todas las coníferas y los cítricos y . No esperes más, empieza hoy a crear el tuyo.

 

 

(Visited 67 times, 1 visits today)
Compartir

Comentarios cerrados.