4 ideas geniales y sencillas para reformar la fachada

revestimiento de pared simil piedra.

Por Arq. Beatriz A.C.

Reformar una fachada o aggiornar el revestimiento de pared exterior, no necesita de muchas excusas. A pesar de ello, algunas veces no nos ponemos a realizar este trabajo porque pensamos que hacen falta grandes obras y mucho presupuesto.

Esto no siempre es así. Cambiar el aspecto de una fachada es simplemente una decisión de hacer pequeñas reformas, principalmente en el revestimiento de pared, que pueden dar una vida nueva al frente de nuestra casa. Aquí te damos algunas ideas sencillas y que no requerirán grandes trabajos de obra ni mucho dinero.

1. Un cambio de estilo

Revestimiento exteriorRevestimiento exterior color

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra fachada es la representación externa de un espíritu que aprecian los que viven en ella. Pero, sobre todo, el revestimiento externo de casa la hacen atractiva a los ojos de los demás. Podemos, sencillamente con unos retoques, transformar su estilo y presentación. Y eso simplemente con un revoque blanco o gris claro y pintura de contraste en sus puertas, ventanas y balcones, en caso de tenerlos. Los resultados pueden ser espectaculares y muchas veces es bueno visualizar con los muestrarios de color cuál sería la mejor opción.

Cuando observemos la fachada y su nuevo revestimiento exterior y veamos lo que hemos conseguido solo con unas ideas coloridas, el atractivo superará lo previsto. Una fachada con personalidad, que además sea un reflejo de nuestras vivencias, eso es sin duda “un cambio de estilo” de toda la casa.

 

2. Nuevos revestimientos y aberturas en la fachada

Nueva abertura en revestimiento ladrillo visto

Los revestimientos de pared y aberturas nuevas en fachada pueden realizarse sin grandes obras y, sobre todo, sin grandes gastos. A veces, una ventana que no tenemos puede ser emplazada fácilmente. De esa manera recuperamos luz natural para una cocina, por ejemplo, que esté en zona de penumbra o poca luz. O quizás un dormitorio que de a una parte de sombra por su orientación. Podemos colocar una ventana de pavés o ladrillo de vidrio, o una ventana completa, siempre que el muro que toquemos no sea estructural. En cuyo caso, tendremos que colocar una viga para sostener el muro, y luego el dintel propio de la abertura que vamos a colocar.

 

 

 

revestimiento de pared

 

Nuestra fachada ha cambiado y también la luz que hemos conseguido en el interior. También renovamos el revestimiento de la fachada con piedras y/o ladrillos vistos. Esto le da una nueva calidez visual y nos crea “nuevos ambientes”, solo con unos movimientos de muros y colocación de aberturas. Y si todavía lo quieres más sencillo, el revestimiento nuevo puede colocarse sobre el ya existente. Poca obra y bajo presupuesto. Una opción insuperable.

 

 

3. Fachada reformada, humedades resueltas

Revestimiento exterior con cemento hidrofugo alisado.

Nuestras fachadas pueden verse afectadas seriamente por los distintos tipos de humedad. Las filtraciones, los malos revestimientos, los puentes térmicos inexistentes. Podemos resolver estas humedades para siempre con innumerables soluciones. Pero la que más afectará a la fachada será el revestimiento de pared que usemos. Podemos elegir colores y texturas que darán una nueva apariencia a una fachada que antes parecía no tener opciones de cambio.

Para una fachada, los cementos hidrófugos alisados ofrecen una excelente opción. Resuelven la entrada de humedad al interior, y renuevan la vista de nuestro frente. Los patios y zonas que dan al exterior, también se ven favorecidos con el uso de estos productos. Hay muchos y muy buenos para elegir en el mercado. Otra solución sin grandes costos y sin trabajos de obra que afecten a la vida cotidiana.

 

4. Un cambio de fachada de alto impacto visual

Revestimiento de pared flexible símil piedra.

Nuestra fachada puede cambiar en muy pocos días y generar un alto impacto visual. Para ello contamos con muchas posibilidades. Revestimientos en piedra, ladrillos, revoques texturados, madera, cristal templado, metal, etc. Cada muro puede ser acabado con un revestimiento distinto, siempre buscando su coherencia y estilo. Incluso combinando los colores, para resaltar una zona u otra de nuestro frente.

Incluso en aquellas fachadas en las que la aislación térmica es un problema a solucionar, podemos utilizar diferentes materiales. Madera de fácil colocación, frentes de metal símil óxido, balcones acristalados, cerramientos amplios que resaltan precisamente por el marco que le hacemos con estos revestimientos. Alto impacto en la fachada, visualmente atractivo para nosotros y para los ojos que aprecian los cambios de estilo.

 

Como verás, hay  mil opciones para cambios de estilo y aggiornamiento sin empezar de cero. Revestimiento de paredes exteriores o cambio de aberturas. Todo se puede hacer sin gastar demasiado. Espero haberte dado buena información para inspirar tu próxima renovación de fachada.

(Visited 586 times, 5 visits today)
Compartir

Comentarios cerrados.