Tiempo de acondicionar la pileta

Ah… ¡La primavera! Flores, sol, ¿Qué falta para que sea perfecto? Definitivamente, una tumbona alrededor de la pileta. Si, es hora de estirar los músculos y disfrutar el colorido paisaje del jardín. Pero, para que el confort y la tranquilidad estén presentes, debemos sobre todo sentirnos seguros. Toma estas precauciones para evitar desagradables inconvenientes con las piletas, la inversión es muy pequeña y las ventajas ¡Enormes!

mantenimiento de la pileta

Cuidados del agua

mantenimiento de la pileta

El revestimiento interior de la pileta por lo general se hace con revestimiento de azulejos de cerámica. También, se usa una opción más económica que consiste en una mezcla de cemento plastificado de baja porosidad e impermeable. Sin embargo, el menor descuido genera el desarrollo de micro algas en paredes y piso. Mientras más tiempo dure, esta capa se torna peligrosamente resbaladiza y además da un aspecto desagradable. Para eliminarla, se deben aplicar alguicidas regularmente durante los días de desuso. Si no lo hiciste, deberás vaciar la piscina y hacer un mantenimiento profesional. Lo mejor, es prevenir.

Prepárate para las “sorpresas” de las piletas vacías

Las piletas deberían permanecer llenas durante los días en que se encuentran fuera de servicio. No sólo porque se contribuye con el ahorro de este vital recurso; sino, porque el agua contenida ejerce una presión que es necesaria para mantener la estructura de la misma. Por tanto, si vaciaste la piscina durante el invierno, el proceso de dilatación y contracción de los materiales a causa de las variaciones de temperatura, podría haber causado grietas. Estas grietas permiten que el agua se mezcle con el suelo con las consecuencias negativas consecuentes. Para evitarlo, contrata a un experto que realice una inspección a fin de constatar y reparar los daños antes de volver a llenar la pileta.

Cerco para piletas

Cerco de seguridad niños para piscinas

El cerco para piletas es un accesorio imprescindible para garantizar la seguridad a la hora de disfrutar de la misma. Estos cercos son fabricados con materiales de gran resistencia por lo que no debes preocuparte de que sean vulnerados por los niños. Además, se adaptan perfectamente a la tipología de las piletas. Lo importante es revisar que cumpla con las medidas de altura, y evitar dejar mesas o sillas livianas muy cerca de la pileta. Además, verificar constantemente que se encuentren los sistemas de cierre en buenas condiciones. La instalación del cerco para piletas la puedes realizar personalmente, pero es preferible que lo haga un profesional.

piletas

Y si en tu zona aún no estén dadas las condiciones para disfrutar el agua en pleno, igual estos consejos te serán muy utiles. Toma nota, que el verano está a la vuelta de la esquina.

Impactos: 4

Compartir

Comentarios cerrados.