Terracitas de ensueño low cost y con mucho ingenio

Hace rato que miras ese espacio muerto afuera y sueñas con transformarlo en una linda terraza. Estás de suerte, con una mínima inversión, empezando tal vez por un deck de PVC, una pérgola y algunos muebles de exterior puedes hacer realidad tu sueño…. ¡manos a la obra!

La función esencial de la terraza es la de conectar a los habitantes del hogar con el exterior. El espacio abierto al contexto y la presencia de elementos naturales, son claves para crear un ambiente especial para compartir, descansar, comer, o simplemente, relajarse. La ubicación es factor fundamental, por lo general las terrazas, aéreas o a nivel del suelo, se orientan para que reciban menos rayos directos del sol en las horas pico del día. En las ciudades más congestionadas, la terraza más que un lujo, resulta un refugio donde apartarse a ratos de la contaminación lumínica, acústica y ambiental.

 

Tres básicos de una terraza

1. Un piso adecuado a la intemperie… 

 

que proyecte visualmente amplitud y estética natural. Una buena opción son los decks de PVC, que tienen bajo impacto sobre el medioambiente, de fácil mantenimiento y larga duración, aunque manteniendo todos los beneficios estéticos de la madera. Instalar un deck a una altura ligeramente más alta recrea visualmente la prevalencia del espacio. Otra consideración relevante es el color de los pisos, al escogerlo ten en cuenta que combine tanto con los tonos del mobiliario y tapizados como con el estilo prevaleciente.

 

2. La cubierta tradicional de una terraza o, quizás de un rincón de nuestra terraza, es la pérgola, imprescindible para tamizar la luz, y que además provea de un soporte para plantas trepadoras. Pueden construirse de madera o metal, incluso puedes darle un toque más descontracturado construyéndola con parantes de madera y cubierta de cañas de bambú. En ocasiones, para prolongar las posibilidades de disfrute de la terraza se puede disponer de una cubierta de policarbonato con estructura de perfilería de aluminio, que dejará entrar la luz pero te mantendrá a resguardo de la lluvia. Es una decisión personal, pero en esencia, la terraza es descubierta.

 

3. El mobiliario de nuestra terraza de ensueño…

 

debe complementar el aire cálido del ambiente: madera, ratán o símil madera o ratán de PVC. También puedes optar por una alternativa más económica, construyendo tus propios muebles con pallets reciclados para darle un aire rústico a tu terracita. Inspírate con almohadones de colores y texturas vibrantes que contrastan perfecto con los verdes de las plantas. No dejes escapar la oportunidad de disponer una mesa para compartir un asado de fin de semana o una cena a la luz de la luna.

 

Los complementos

Disfrutar, esa es la clave de una terraza al aire libre. Para ello, introduce elementos decorativos que estimulen el placer sensorial que provee la naturaleza: plantas florales y aromáticas de cocina, sembradas en macetas de variadas formas, tamaños y colores contribuyen a suavizar las profusas líneas rectas del diseño de la terraza. Los pisos de PVC que imitan las maderas de tono oscuro, como el roble oscuro, contrastan de maravillas con los diferentes tonos de verde de la vegetación. Saca el mayor provecho a las vistas exteriores, pero procúrate un rincón acogedor bordeando los muebles de exterior con plantas altas y ligeras que además de privacidad procuran división de ambientes. Agrégale un par de buenas lámparas a juego con el estilo de la terraza: de hierro, vintage o de fibra según quieras un aire rústico o contemporáneo.

Con un tres elementos básicos y luego mucho de tu toque personal, puedes crear un ambiente exterior de ensueño, para compartir con amigos o disfrutar en soledad de un trago y un buen libro. Una invitación al disfrute, el relax y la contemplación.

 

 

(Visited 33 times, 1 visits today)
Compartir

Comentarios cerrados.