DIY, restauración de muebles clásicos para usos modernos

Los muebles clásicos son de ese tipo de cosas que se resisten a la evolución estética de una manera sublime. No sólo por la conjugación de materiales nobles bellamente estructurados, sino por la poética nostalgia que imprimen a los ambientes. Hoy vamos a enseñarte paso a paso el tratamiento adecuado para traer de vuelta en el tiempo un mueble antiguo o clásico de madera, y tres opciones para verlo brillar en ambientes modernos. La restauración de muebles, un arte al alcance de tu mano.

 

Madera: de vuelta a lo natural

Sea que se trate de percheros, lámparas de pie, mesitas auxiliares, cómodas, respaldos de cama, sillas o sillones, tus muebles clásicos de madera habrán sido pintados muchas veces a lo largo de su vida útil. Antes de comenzar el proceso de restauración de tu mueble propiamente dicho, retira tapizados, remaches, tiradores con ayuda de un alicate y tenazas. Lo más probable es que un mueble antiguo esté pintado con esmalte corriente de aceite, ya que las lacas se producen hace pocos años. Para devolverle la apariencia natural a la madera, necesitas emplear un removedor especial para esmalte sintético (utiliza camisa de manga larga, guantes, y protege tus ojos. Es preferible trabajar al aire libre en la sombra, o en todo caso en áreas ventiladas, porque es un producto fuerte).

Aplica una capa con una brocha, déjalo actuar tantos minutos como indique en las instrucciones. Luego retira con espátula; para las tallas y ranuras usa un cepillo de alambre suave. Si observas áreas con restos de pintura, aplica otra capa de removedor sobre ellas, y repite.

 

Por último, limpia con aguarrás y espera que el mueble esté seco para proceder a lijar primero con una lija de grano no.120; luego remata con una lija 360 para sellar los poros y pulir.

 

 

Una vez terminado este paso ya puedes ver la madera expuesta, puedes simplemente terminar con una capa de barniz transparente, o aplicar una de estas técnicas de pátina para resaltar la belleza en tu mueble clásico:

 

 

  • 4. a Craquelado: 

Este procedimiento que se aplica en la restauración de muebles, da apariencia de pintura descamada sobre un mueble antiguo. Para lograrlo, aplica una o dos capas de pintura en color oscuro sobre todo el mueble. Déjalo secar y aplica una capa de esmalte “craquelador”, antes de que éste seque procede a aplicar un color claro. El craquelador realiza todo el trabajo generando grietas en la capa final, a través de la cual se observa el color de fondo. Es muy importante los contrastes de colores para lograr la visibilidad del efecto. Acaba con barniz transparente.

 

  • 4. b Decopauge:

El decoupage consiste en aplicar sobre cualquier superficie recortes de papel, tela o servilleta (de papel) estampados, los cuales se adhieren al mueble empleando capas de pegamento o barniz transparente mate. Hoy en día se emplean las servilletas especiales, y los temas son diversos. Simplemente aplica previamente en toda la superficie acrílico blanco. Deja secar, aplica el barniz, y coloca los recortes sobre éste. Cuidando de que no queden burbujas. Finaliza con barniz transparente. El decoupage es una técnica bastante simple de la restauración de muebles, muy empleada, entre otros, en el estilo de decoración Shabby Chic.

 

  • 4. c Decapado:

El decapado también da apariencia de uso y envejecido. Aplica directo en la madera de tu mueble clásico pintura acrílica látex del color de tu preferencia, sin dejarla secar por completo limpia con un paño húmedo sobre las esquinas, bordes y prominencias del mueble para aparentar decapado por roce y uso.

 

Y ¡voilá! Estos procedimientos súper sencillos de la restauración pueden ayudarte a darle a tus ambientes un aire romántico y vintage a la vez, sin quitarte mucho tiempo ni dinero.

Compartir

Comentarios cerrados.