Refugio de invierno: 7 Cosas que estás haciendo mal

Hoy a las 7:07  hizo su entrada el invierno. Para vos, que te faltó el tiempo para realizar reformas a la casa de cara a la temporada de frío es este post.  Te enseñamos cómo hacer de tu casa un refugio de invierno. Sin obras, y sin mayores gastos. Animate, el invierno 2018, ya está aquí.

refugio-de-invierno

No vamos a ahondar en trucos archiconocidos por todos (la experiencia, es la mejor consejera, dicen ¿no?). Sin embargo, sí vamos a desentrañar los hábitos de la gente en invierno a descubrir los mitos y verdades sobre sus costumbres. Lee estos trucos para hacer de tu casa un refugio de invierno.

  1. La ventana, el vidrio y las cortinas: amigos o enemigos.

Las ventanas constituyen el “punto de quiebre” de la calefacción en los edificios. Para evitarlo se disponen de acristalamiento UVA, que consiste en una cámara sellada con aire seco. Ahora bien, necesitarás abrirlas a diario por lo menos quince minutos para desintoxicar el ambiente y renovar el aire. Esto podría suponer una molestia, pero no hacerlo, podría ser muy perjudicial para la salud. Para solucionarlo, hazlo a las horas cuando el sol incida más directamente dentro de la casa. Para preservar el calor luego, es mejor instalar cortinas roller combinadas con las cortinas tradicionales.

  1. Iluminación: ¡¿Qué las luces pueden qué?! 

    refugio de invierno

Las luces, dependiendo del color que posean pueden ayudarte a crear un ambiente cálido. Si, en invierno es mejor usar iluminación en color amarillo. Este es un color cálido que evoca la idea de fuego. Por eso, para acondicionar tu refugio de invierno, bájale a la iluminación blanca, especialmente en las noches y favorece el uso de luces ahorradoras amarillas. Mejor aún, instala guirnaldas y usa focos desnudos, que literalmente irradian calor. Si quieres acentuar más la calidez, llena de velas tus ambientes.

  1. Mantas, plumones y almohadones: Mientras más claros, ¡más fríos! 

refugio de invierno

Se tiene a creer que el invierno la decoración debería estar inmersa en los tonos que adopta la naturaleza, nada más alejado de la realidad. El blanco, los grises, azules y verdes claros son colores fríos, además de transmitir sensación de frío, refractan la luz. De esta forma, cualquier fuente de calor proveniente de los rayos, se minimiza.  En invierno es mejor usar mantas de colores oscuros, estampados o planos. Es bien sabido que los colores oscuros absorben mejor la luz, y conservan el calor. Un buen truco, es dejar tus mantas cerca de ventanas iluminadas. Permanecerán mucho rato transmitiendo calorcito.

  1. Los materiales ideales para tu refugio de inviernorefugio de invierno

No solo es tiempo de sacar las mantas, plumones o cobijas. Es tiempo de pensar en los materiales: Lanas y sintéticos son perfectamente funcionales. ¡No repares en la cantidad de alfombras! Son muy efectivas para preservar el calor. Pero, además, asegúrate de incorporar tejidos tecnológicos a la tapicería de muebles y almohadones; y a las cortinas.

  1. No desperdicies la oportunidad de compartir…. ¡Con los electrodomésticos!

Un verdadero desperdicio de energía ocurre a la hora de preparar alimentos. Y aunque no lo creas, las áreas comunes donde se acumula el calor de los aparatos electrodomésticos y de la cocina, son una fuente perfecta para protegerse del frío. Reúnete con la familia alrededor del hogar. Instala la televisión y algún sofá para disfrutar juntos de ese calor. Este sencillo acto podría resultar en un ahorro sustancial de energía que no se obtiene si todos por separados usan la calefacción.

  1. Pon a circular el aire caliente a tu favor

El calor proveniente de aparatos se desperdicia un montón cuando no se redirecciona en horizontal. La razón, es que se lo deja salir y rápidamente al no encontrar obstáculos se eleva, desperdiciándose. Para evitarlo, coloca repisas o mesas sobre los aparatos. De esta forma el calor emitido se dirige hacia el centro de la habitación, ampliando su alcance.

  1. Calentar muebles

refugio de invierno

Los muebles, van a ser un espacio muy solicitado en invierno. Por eso es bueno “almacenar” calor en ellos. La mejor forma de hacerlo, es colocarlos creando un esquema en “U” alrededor del calentador. Una alfombra, ayudará notablemente a crear confort. Y para resguardar la temperatura, cúbrelos con mantas de lana.

Compartir

Comentarios cerrados.