4 claves que debes atender para la reforma del baño

Tal vez ya sea hora de encarar esa reforma del baño que vienes postergando por falta de tiempo, dinero o simplemente, ganas. Si has tomado la decisión pero aun no te decides por un estilo, aquí te dejo cuatro claves para ayudarte a tomar impulso e inspiración.

A lo largo de la historia, el baño ha sido modificado en sus dimensiones, componentes y materiales. El diseño actual mantiene materias primas como la cerámica y el acero, que facilitan el mantenimiento. Sin embargo, para tomar distancia de lo convencional hoy se incorporan materiales nobles, naturales o artificiales, que exaltan el sentido orgánico del ambiente. ¡No empieces la reforma de tu baño sin leer este post!

 

1. Incorpora luz a tu baño

Luz natural en la reforma del baño.

Sea grande o pequeño el ambiente, la luz es el factor primordial para imprimir esa sensación de pureza que necesita un baño.  Si es natural, mucho mejor. Para obtenerla, amplía o abre ventanas laterales o una claraboya sobre la ducha, te sorprenderá el efecto de amplitud que se logra. Si el baño es muy pequeño, lo mejor será mantener el blanco en la cerámica de las paredes. Pero no significa quedarse en la simplicidad, delimita con azulejos de diseños o estampas en un color brillante. Como complemento, las luces led empotradas interpretan la línea diáfana del ambiente por la noche.

 

2. La imprescindible continuidad del estilo

Revestimiento de pared ideal para baños

Reformar el baño puede ser el inicio para darle un aire más contemporáneo a la casa. Sin embargo, si no pretendes hacer cambios radicales en el resto de los ambientes, es mejor mantener la línea general. La continuidad es importante en el diseño de interiores, un contraste muy fuerte entre los ambientes crea una incómoda sensación de falta de integración. Para cada baño encontrarás en el mercado opciones de revestimientos para las paredes que superan en apariencia la tradicional cerámica. Los más modernos se colocan en obra seca, resisten al agua y dan apariencia de concreto armado. Otra solución muy contemporánea resultan los pisos vinílicos símil madera que resisten la humedad. Los grandes biombos de vidrio esmerilado crean un contraste de materiales por demás exquisito.

 

3. Lavatorios imposibles de olvidar

Lavatorio geoda empleado para la reforma del baño.

Hasta hace poco, la única opción disponible en cuanto a lavatorios eran los clásicos fabricados de cerámica. Los diseñadores llevan años dándole vueltas al asunto, y ahora surgen propuestas que elevan el nivel aproximándonos más a conceptos orgánicos y de diseño. Lavatorios de vidrio, de cemento, con incrustaciones de mosaicos o de metal; las formas, aunque mantienen la necesaria forma convexa, presentan variaciones que van desde lo más orgánico, como esta geoda gigante de la imagen, a lo más simplemente geométrico. Las encimeras han variado al límite de ser una tabla de madera tratada, una mesada de cemento alisado o un mueble antiguo restaurado. La imaginación es el límite.

 

4. Duchas bañadas de estilo

Ducha y bañadera estilo nórdico.

Las duchas ya no son necesariamente ese cubo cuadrado y claustrofóbico del pasado. La ducha puede reducirse a la mínima expresión consistiendo apenas en un área delimitada por un panel transparente de acrílico, y una flor o regadera. Luego, solo basta añadir detalles empleando piedra, cemento y madera, para componer un espacio de relax. Ninguna reforma de baño estará completa sin accesorios que participen de manera viva con el resto de los elementos. Muebles, sillas, estantes o porta toallas de madera natural o acero y espejos que reflejen el estilo nórdico predominante. También cestas, maceteros y plantas que resistan bien el ambiente húmedo. Las propuestas más contemporáneas nos remiten a la experiencia orgánica con el agua. ¡Báñate de estilo!

 

 

 

 

 

Compartir

Comentarios cerrados.