Hygge en verde: la casa llena de plantas

Impactos: 16

Revestimientos de pared que evitan la proliferación de hongos, cortinas de enrollar que controlan la humedad y la luz solar, aberturas de vidrio doble para la termoregulación armónica de la casa… actualmente la decoración de interiores se las arregla para dejar incorporar plantas de interior al hogar, y el Hygge, leit motiv del estilo nórdico, surge como la excusa perfecta para dejar entrar al verde. ¡Aprende a adecuar tus espacios para recibirlo!

 

La planta ideal para cada ambiente

No te prives de compartir tus espacios con las plantas, está demostrado que resultan terapéuticas y que añaden frescor al ambiente; transmiten energía positiva vital y contribuyen a alivianar el estado de ánimo de las personas. Por todo esto, además de porque resultan una exquisito complemento a la decoración de interiores, las plantas son un elemento fundamental del estilo nórdico.

 

Climas húmedos, fríos, y sombreados: epífitas y suculentas

 

Las epífitas son plantas que crecen mayormente entre troncos en ambientes húmedo, resisten la falta de riego, porque conservan el agua en sus hojas por bastante tiempo. Sin embargo, deben mantenerse en la tierra húmeda conservando el ambiente sombreado.

Para ubicarlas en el interior, lo ideal mejor es ponerlas en un ambiente con cortinas que permitan el paso de la luz pero filtrando los rayos directos del sol, como unas cortinas roller sunscreen en algún tono claro. Son preciosas en terrarios de vidrio y se conservan verdes todo el año. Las suculentas tienen una preciosa apariencia como de plástico, son carnosas y exóticas, y dan un toque original a la decoración, ideales para un dormitorio o el living, quedan particularmente bien en macetas de diferentes colores y estilos, todas mezcladas. Al igual que las epífitas, no resisten bien el sol directo,por lo que es bueno complementar sus cuidados recreando espacios de luminosidad controlada mediante cortinas roller sunscreen.

 

Climas secos, cálidos y soleados: cactus

 

Son muy resistentes, y especialmente perfectos para las zonas áridas y muy calurosas, se ven hermosos sembrados en pequeños porrones de cerámica que además contribuyen a conservar la humedad. Casi no requieren riego y soportan el sol de manera excelente. Complementan muy bien el ambiente de la cocina, el estudio o la oficina. Recuerda que son espinosas y deben mantenerse alejadas de los niños.

 

 

Crotos, arbustos y frutales enanos

 

Aunque ameritan mayores cuidados con el riego y una correcta dosis de luz solar, son ideales para espacios más amplios, en el living o en la habitación. Importante emplear revestimientos para muros especiales para evitar que la humedad dañe el acabado. Soportan bien el sol en ciertas horas, pero asegúrate de no permitir que el aire se quede muy seco. Por otra parte, los arbustos pueden crear barreras contra el calor si los colocas frente a una ventana.

 

El concepto del Hygge que fundamenta el estilo nórdico, nos habla de espacios y momentos de extremo confort, de contacto con una felicidad simple, sin artilugios, y en armonía con la vida y lo natural. Las plantas de interior hacen a la calidad estética de nuestros ambientes, aportando frescura y verde natural, pilares esenciales del Hygge.

Compartir

Comentarios cerrados.