Muebles para exterior: cómo cuidarlos para que duren más

La fantasía de amueblar el jardín, la terraza o el entorno de la pileta puede terminar en una pesadilla si tus muebles para exterior no cumplen con los requisitos especiales para resistir las inclemencias de la intemperie. 

Materiales de los muebles para exterior

muebles para exterior

Los muebles para exterior, se caracterizan por su apariencia más bien informal y sus estructuras de líneas simples. Por lo general, se fabrican en materiales resistentes, como: aluminio, madera, hierro, acero, galvanizado, hierro cromado, resinas vinílicas y ratán. Mientras que para los asientos y espaldar se usan fibras de ratán natural o plástico; madera, lona, telas impermeables, fibra de vidrio, plástico, entre otros. Vamos a descubrir cómo cuidarlos.

Muebles de madera para exteriores 

muebles para exterior

Los muebles de madera, de eucalipto o pino; son una bella opción para espacios cubiertos o a la intemperie. Si bien la madera puede resistir las inclemencias del clima, necesita muchos cuidados para evitar que se resquebraje o que desarrolle moho por la humedad. Para evitarlo, lo mejor es aplicar lasurado, esta técnica permite que la madera respire y la hace impermeable. Evita a toda costa aplicar barnices o pintura, el calor y la lluvia lo dañará.

Muebles de metal para exteriores

De todos los metales, el aluminio es el material más idóneo para muebles de exteriores. El aluminio es liviano, inoxidable, resistente a la compresión y muy vistoso; sin embargo, tiene una estética informal. Se fabrican modelos que van desde los plegables, playeros e informales; hasta los modelos barrocos de aluminio fundido y esmaltado. Ambos son ligeros e inoxidables; y sólo se debe cuidar los tejidos. El hierro cromado o esmaltado, aunque es una opción más contemporánea, son bastante más pesados y requieren más cuidados para evitar el óxido. Por su parte, los de caño galvanizado, aunque un poco más pesados, son más fáciles de cuidar.

Muebles para exterior de obra

Los muebles de obra se fabrican directamente en el sitio con cemento modelado, bloques, o ladrillo; combinando dos o más de estos materiales puede hacerte de asientos y mesada a medida, son duraderos, económico. Su única desventaja es que hay que tener claro que son obras definitivas; por lo cual, cualquier ampliación o modificación del espacio implicaría derribar los muebles.

Ratán, elegancia práctica

muebles para exterior

El ratán es una fibra natural que proviene de una palmera trepadora originaria de Indonesia. Hoy en día, su producción ha mermado en gran medida; como una opción alternativa, se fabrica una imitación sintética a base de polietileno de alta densidad (HDPE). El ratán natural es fácil de cuidar, siempre que no se le apliquen barnices se mantiene muy bien; para evitar que se reseque y resquebraje se debe humedecer eventualmente, limpiando a la vez con un paño humedecido sólo con agua. El sintético, al igual que todos los plásticos, ofrece una opción más económica pero duradera. Los cuidados son los mismos para cualquier plástico.

Mobiliario plástico, belleza y versatilidad

muebles para exterior

El mobiliario para exteriores fabricado en plástico es muy práctico, de uso indispensable para las celebraciones concurridas. Los muebles plásticos no deben lavarse con productos ni esponjas abrasivas. Además, se deben resguardar del sol y el calor excesivo para prolongar su vida útil. Además, no es bueno que estén en contacto con el cloro porque se amarillentan si son blancos; y se decoloran si son oscuros.

Almohadones para exteriores  

 

Los almohadones se puede fabricar en lona vinílica o en bagun una especie de tela impermeable; otras impermeables son la tela náutica y el neopreno. El principal cuidado de estas telas consiste en limpiar rápidamente cualquier resto orgánico con el que tenga contacto, ya  que contienen ácidos que pueden dañar la tela. El lavado no se puede hacer con productos químicos fuertes; ya que los dañan y decoloran.

Tumbonas, mesas y sillas

muebles para exterior

  • Tumbona: Ícono mundial de las vacaciones, la tumbona, reposera o “perezosa” como se le conoce también, es la pieza central del ocio. Esta chaise longe, que puede ser plegable o fija, está diseñada para proporcionar un reposo total del cuerpo extendido; casi siempre se pueden posicionar a diferentes alturas y niveles. No importa si el jardín es grande o pequeño; la comodidad de la reposera radica en la ergonomía que proporciona para el descanso. Es una pieza clave de la decoración de exteriores. El material, dependerá del estilo y presupuesto que se prefiera.

 

  • Hamacas: Las sillas colgantes y hamacas nos ofrecen reposo al cobijo de las fibras naturales. Las favoritas son tejidas en fibras de algodón, que son más frescas y apetecibles para una tarde de lectura o contemplación en verano. Son ideales para colgar en una terraza techada o en una galería externa y disfrutar un vino por la tarde; se deben mantener alejadas del sol y el agua. Igualmente, cualquier material orgánico puede dañar la fibra.

exteriores

 

  • Sillas plegables: Aliadas perfectas de la falta de espacio (y la abundancia de amigos), las sillas plegables están entre nosotros desde la antigüedad egipcia. Su diseño, prácticamente, no ha cambiado en esencia; sin embargo, hoy disfrutamos de un abanico infinito de colores y materiales adaptables a cada estilo y gusto. Adecua su cuidado al material de fabricación.

 

  • Mesas auxiliares: La mesita auxiliar del jardín es la más imprescindible de todas las piezas (si no que lo digan las veces que usaste cualquier cosa para apoyar bebidas). Hará falta disponer al menos de dos mesas auxiliares, nómadas con ruedas o al menos ligeras para moverlas cómodamente.

  • Cerco de la pileta: ¿Y quién podría disfrutar de la pileta sin un buen cerco de seguridad? ¡nadie! se puede decir que los cercos de pileta combinan muy bien con el relax y el disfrute familiar. Hasta hace poco, la única opción era construir cercos de acero; ahora, disponemos de varios diseños de cercos para pileta ligeros, que permiten una vista diáfana y fluida; pero cumpliendo con las más estrictas normas de seguridad. No requieren cuidados especiales, aparte de evitar que sean sometidos a golpes.

 

Impactos: 0

Compartir

Comentarios cerrados.