Jardín vertical artificial Vs. natural ¿Cómo escoger el mejor?

Impactos: 97

Hoy vamos a hablarte acerca de las cosas que debes tener presentes a la hora de escoger entre un jardín vertical artificial y uno natural. jardín vertical artificial, natural

Imagen: Pinterest

Hace un tiempo te hablamos de los jardines verticales, sus cualidades y cómo hacerlos. Pero los jardines verticales o “muros verdes”, también pueden hacerse con productos artificiales. Son mucho más económicos y hoy se consiguen nuevos materiales de gran belleza y resistencia. Sin embargo, escoger entre lo natural y lo artificial no es cosa fácil. Por eso hemos creado esta lista de ventajas y desventajas de cada uno, para que escojas muy bien el que mejor se adecue a tus espacios y a tu ritmo de vida.

Características del jardín vertical natural

jardín vertical artificial, natural

Imagen: Pinterest

Los jardines verticales naturales consisten en un marco de plástico o metal que sostiene capas de fibras y una malla sobre la que se siembran las plantas naturales. Las fibras se encargan de mantener la humedad. Pero además, se les puede colocar un sistema de riego automatizado. La mejor cualidad es que pueden hacerse de casi cualquier material. Por ello, estéticamente los modelos se adaptan a cualquier estilo decorativo. Conoce acá lo bueno y lo malo.

Ventajas:

  • Gracias a las cualidades de las plantas, se logra disminuir las temperaturas altas
  • La estructura del panel sumada a las plantas, ayudan a controlar el nivel acústico
  • Se pueden emplear para cultivo de plantas de cocina
  • Su estética se presta para ambientes de alta gama interiores o exteriores
  • Resisten el sol directo (si se escogen bien las plantas)

Desventajas:

  • Requieren cuidados considerables
  • Podrían representar riesgo de humedad para las paredes próximas
  • Las plantas por su ciclo natural, podrían variar de apariencia
  • No todas las plantas son adecuadas para hacerlos

Jardín vertical artificial

jardín vertical artificial, natural

Imagen: Pinterest

Los jardines verticales artificiales se construyen con una base de cualquier material; o pueden instalarse directamente en la pared. Dependiendo si se usa césped artificial o plantas artificiales, se les llama muro o jardín. Se usan en exteriores e interiores, sin embargo, la luz solar y la intemperie podrían causar deterioros importantes. Hoy en día, se consiguen imitaciones de especímenes de muy buena calidad y belleza excepcional.

Ventajas:

  • No requieren casi ningún mantenimiento o cuidado
  • Conservan su tamaño, color y apariencia invariable
  • No representan riesgo de humedad
  • Son muy fáciles de construir
  • Se pueden instalar en cualquier ambiente interior y exterior

Desventajas:

  • No son mejores para control térmico que las plantas, ya que no tienen el mismo volumen
  • Estéticamente pueden ser menos favorecedores en espacios pequeños
  • En exteriores podrían deteriorarse rápido

 

Como ves, cada uno de estos tipos de jardines tiene características que hay que considerar. Sin embargo, la elección dependerá de la funcionalidad que desees asignarle. Si sólo deseas resguardar un espacio y darle intimidad de un modo económico, un jardín vertical artificial funciona muy bien. Pero si te planteas cuestiones estéticas sumadas a control acústico y térmico, entonces vale la pena considerar lo natural. ¡Déjanos conocer tu opción en los comentarios!

(Visited 35 times, 1 visits today)
Compartir

Comentarios cerrados.