5 ideas para armar un jardín de invierno con poco presupuesto

El jardín de invierno puede aprovecharse de muchas maneras: el sitio de reunión familiar en un mediodía otoñal, ser parte del living como un rincón de naturaleza viva, o, por qué no, transformarse en un tranquilo sector de lectura. Podemos armar estos espacios sin gastar demasiado, ya sea en una casa en medio del campo o en un departamento en plena ciudad. 

Aquí, algunas ideas para armar un jardín de invierno con poco presupuesto:

1-Jardines verticales

Si contamos con poco espacio una buena opción es armar un jardín vertical. Instala en uno de los laterales del jardín de invierno. Puedes hacerlo con pallets reciclado. Escogiendo las plantas adecuadas según la estación, con pocas herramientas y bajo presupuesto podemos generar un rinconcito verde en casa. El jardín de invierno puede ubicarse en un ambiente en sí mismo, o, en el caso de departamentos, puede incluso armarse en un balcón cerrado con vidrio templado.

2- Estanterías para macetas DIY

Con hierros de construcción y tablones de madera podemos armar una estantería para macetas estilo viejo almacén. Intercalando suculentas, bromelias, helechos y colgantes tipo potus, el efecto estético es sublime. Vale jugar a alternar especies, tamaños y colores, para las macetas pueden usarse también pavitas, latas de conserva, y todo tipo de cacharros. Nuestro jardín de invierno adquirirá un estilo silvestre muy interesante y atractivo.

3- Rincón de macetas

Otra opción aún más sencilla es crear rincones verdes, simplemente colocando varias macetas agrupadas con plantas de diferentes tamaños, texturas y colores. La vista se puede completar con una guía de lucecitas nocturnas o una guirnalda decorativa estilo hindú. Además de en jardines de invierno, esta idea es muy válida también para galerías o patios semicubiertos.

4- Plantas colgantes símil selva

Si la idea es montar el jardín de invierno dentro de un ambiente preexistente de la casa, seguramente junto a un ventanal. Podemos colgar macetas desde el techo, con cadenas o cordeles de diferentes formas y montar estanterías flotantes en paredes. También podemos utilizar cajones de verdulería, mesitas ratonas restauradas o troncos para apoyar las macetas. Se trata de usar la imaginación y aprovechar los elementos con los que ya contamos para crear un espacio singular.

5- Macetas en escalera

Podemos transformar un sector de paso en un jardín de invierno. Por ejemplo, en cada escalón de una escalera podemos colocar una maceta.  Puede ser tanto una escalera empotrada como una de albañilería con alguna pátina o toque rústico de pintura.

 

Finalmente, si contamos con un ventanal grande o claraboya, podemos aprovechar ese sector que recibirá abundante luz. Lo ideal es armar ahí nuestro jardín de invierno. Si las ventanas tienen antepechos se pueden aprovechar para colocar en ese sector algunas macetas para dar un marco vivo a la abertura.

Rápidas, fáciles y de bajo presupuesto, te dejo estas cinco ideas para armar ese rincón natural soñado que todos en casa te van a agradecer.

 

 

 

Impactos: 122

Compartir

Comentarios cerrados.