Estilo industrial para lofts y monoambientes

Conoce cómo adaptar tu monoambiente o loft al estilo industrial, un recurso de la decoración de interiores depurado y simple a la vez, que gana atractivo con el tiempo.

Característico de viejos edificios manufactureros, el estilo industrial originario de la Nueva York de los años ´50, se identifica por dejar a la vista el esqueleto estructural que conforma el edificio: vigas, pilares o columnas de carga de acero o madera, así como los ductos y tuberías, se exhiben como protagonistas de la historia del edificio cuyo legado revive en la contemporaneidad flanqueados por muros de concreto o ladrillo y ventanales de grandes proporciones que pueden llevar vidrios repartidos con hierros oscuros.

Ideal para combinar casa y oficio, generalmente se aplica el estilo industrial a lofts y monoambientes, ya que prescinden de paredes divisorias y dan una sensación de “amplitud fabril”. Pero, en rigor, el estilo industrial cabe en cualquier lugar en donde tengan espacio las buenas ideas; un monoambiente se puede adaptar fácilmente en función de la estética industrial con el uso de mobiliario y detalles decorativos.

 

Living-cocina-comedor

Diseño estilo industrial

Unifica un monoambiente con pisos flotantes de madera o símil de madera, especialmente los de tono oscuro ya que aportan sensación de antigüedad y pátina producto del uso. Complementa con acabado en tonos neutros en las paredes, y si puedes darte el lujo de disponer un revestimiento en alguna pared de los que asemejan concreto, o en todo caso una pared de ladrillos, ¡no lo dudes!

Si el monoambiente es pequeño es mejor no dejar el color natural del ladrillo, sino cubrirlo de blanco o del mismo tono neutro de las paredes, ya que la textura aporta suficiente estímulo visual para la estética buscada. Destaca las vigas y columnas visibles con esmalte negro.

Loft Estilo Industrial

Los muebles en monoambientes de estilo industrial son clave para un resultado de primera: madera, cemento alisado y hierro, líneas rectas, tapicerías en cuero, o tejidos de colores claros. Cortinas de aire simple, idealmente cortinas tradicionales o cortinas roller. En la cocina: muebles de madera y accesorios de acero son los protagonistas. Las encimeras de acero o concreto complementan el aire industrial. Una usanza común son los utensilios de acero a la vista, así como envases decorativos o utilitarios en materiales como el vidrio o la cerámica en colores lisos y diseños simplificados.

El comedor cumple un papel integrador en el diseño de monoambientes de estilo industrial. La mesa perfecta será de madera, muy simple, gruesa y firme, que puede tener o no las patas de cemento alisado o hierro para alivianar el conjunto; acompañada de sillas también en madera y hierro.

Cocina estilo industrial

¿El plus? lámparas colgantes vintage de hierro, o galponeras, que se pueden disponer en railes de acero o aluminio a lo largo de la mesa.

El estilo industrial resulta estéticamente ágil y moderno, muy utilizado en espacios de coworking y en oficinas creativas, pero también en lofts y monoambientes de parejas jóvenes o personas solteras… ¿crees que se adapta a tu estilo de vida?