Chalk paint o pintura pizarra ¡hecha en casa!

¿Te gusta la técnica Chalk Paint? Aprendé a hacer tu propia chalk paint (pintura de tiza o pizarra) casera, y dale a tus muebles y accesorios un aire vintage ¡de ensueño!

Pintura Chalk Paint, conoce un poco más

shabby chic chalk paint

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta pintura que está muy en boga es, en realidad, una marca registrada. Su efecto “empolvado” y alta capacidad de adhesión a casi cualquier superficie la hacen ideal para dar un aire vintage estilo francés a muebles, floreros, cestas, repisas, etc. Además, puedes emplearla en envases de vidrio reciclados para darle un aire country chic a una decoración de baby shower. Pero si quieres ir más allá puedes aplicarla sobre paredes, puertas o carpintería. ¡no hay límites!  ¡manos a la obra!

Cómo se hacen las pinturas

chalk paint mueble

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para aprender a hacer tus pinturas en casa, lo primero que tienes que saber es que todas las pinturas contienen tres elementos: el vehículo, el pigmento y el disolvente.

  • El vehículo: Es la base aglutinante, puede ser acuosa (agua, resina acrílica, etc.) u oleaginosa (a base de aceites como la trementina)
  • Los pigmentos: Son los que le dan el color a las pinturas. Por lo general, vienen en polvo. Pueden ser naturales (pigmentos minerales, como el blanco de zinc) o sintéticos (producidos por reacción química de los minerales).
  • El disolvente:  Sirve para diluir y hacer más ligera la pintura.
  • Además de estos ingredientes, a las pinturas se les añaden aditivos para espesar, acelerar el secado, hacerlas más brillantes, etc.

La pintura tipo chalk paint es de base acrílica, por lo tanto, se disuelve con agua. Su textura es pastosa; los colores son pastel y el acabado es mate sedoso. Dicho esto, ya tienes la base para fabricar casi cualquier pintura que te propongas. Ahora vamos a fabricar nuestra propia chalk Paint.

¿Qué necesitas para hacer chalk paint?

Pintura pizarra chalk paint

Materiales:

  • 2 Tazas de pintura acrílica blanca (sirve pintura blanca para paredes látex)
  • 1/2 Taza de tiza pulverizada (blanca)
  • ½ Cucharada de pintura acrílica del color que prefieras (puedes usar de cerámica al frío)
  • 2 Cucharadas de talco (si, el de bebé)
  • Agua, sólo un poco para hacer más ligera la mezcla. ¡Atención!: utilizar siempre agua hervida para evitar incorporar bacterias que descomponen los ingredientes orgánicos de la pintura.

Nota: NO uses escayola o yeso, porque al mezclarse con el agua pasará por el proceso de fraguado (endurecimiento) que puede modificar la consistencia de la pintura haciéndola inútil. En cambio la tiza, aunque es de yeso, ya ha pasado por este proceso y no representa ningún problema para la pintura.

Herramientas:

  • 1 Tazón o cuenco grande
  • Espátulas de madera
  • Envases de vidrio limpios y secos con tapa

chalk paint

Procedimiento para hacer pintura chalk paint:

  • Mezcla la tiza pulverizada con el talco en una taza aparte.
  • Coloca la pintura en el tazón y añade la mezcla de tiza y talco, remueve con la espátula y mezcla bien.
  • Una vez estén bien mezclados, divídelo en dos o más envases.
  • Incorpora el color (uno a cada envase con mezcla de pintura) bate hasta hacer una mezcla homogénea.
  • Agrega un poco de agua de ser necesario, hasta que obtengas una consistencia algo pastosa, pero fluida.
  • Puedes personalizar la textura y el color añadiendo más talco o más pintura acrílica.
  • Una vez consigas la textura que deseas, tapa bien el envase y ya tienes tu pintura lista para empezar a crear con ella.
  • Puedes confiar plenamente en que esta pintura te dará todo lo que la chalk paint original ofrece. Pero si quieres ir haciendo pruebas

Las ventajas de esta chalk paint casera son:

 

estilo-shabby-chic

  • No se descompone porque está hecha con materiales procesados.
  • Su base de pintura látex te garantiza adhesión a cualquier superficie.
  • Se aplica fácil con brochas o pinceles (Limpia bien la superficie a pintar con un trapo húmedo, deja secar y aplica tu chalk paint casera).
  • Puedes lijarla si deseas un efecto más suave: deja secar y lija con una lija 400 o más.

Experimenta la esencia del shabby chic y disfruta.

 

Compartir

Comentarios cerrados.