ordenar la casa

25 Cosas que desechar para ordenar la casa y las energías

No vas a creer lo prescindibles que son algunas cosas. Lo que acumulas afecta tu ánimo y la energía del hogar. Es hora de ordenar la casa y desechar lo que no sirve.

ordenar la casa

¿Porqué es tan difícil desechar algunas cosas?

ordenar la casa

Nos apegamos a las cosas porque hemos aprendido a darles un valor que muchas a veces va más allá de su funcionalidad. Pensamos que los objetos de alguna forma guardan nuestra historia; contienen nuestros recuerdos o nos representan. Y en cierta manera, es así ¡por eso los elegimos! Ya desde tiempos muy remotos el ser humano otorgó a sus adornos, armas y herramientas un significado mágico-religioso. Y… ¡sigue siendo así! aunque, la verdad, no ayuda que seamos una sociedad movida por el consumismo. Pero, aunque esto se puede considerar normal, no tiene porqué ser un dolor de cabeza. Cuando algo lleva en desuso mucho tiempo, o ya no sirve, al soltarlo obtendrás el último beneficio.

Cómo aprender a “soltar” objetos.

ordenar la casa

No importa cuánto leas acerca de la conveniencia de descartar cosas -más allá de culturas milenarias y de las tendencias en internet- aprender a dejarlas ir podría ser tan “fácil” como perderlas abruptamente (es decir, nada fácil). Pero esta es una buena analogía, dado que al desechar algo con lo que hemos vivido, tendemos a dudar y a sentir que perdemos. Esto ocurre porque los objetos con los que vivimos nos dan cierta seguridad. La mejor forma de comenzar es considerar otros posibles usos para las cosas. Reciclar, reparar, donar, regalar, ¡incluso vender! son apenas algunas de las opciones. Saber que serán de utilidad para otros, o que te pueden dar algún provecho extra, será un gran estímulo.

Ordenar la casa y las energías: ¿Qué desechar?

ordenar la casa

De la habitación:

  1. Toallas y lencería de cama vieja (Es hora de salir de compras)
  2. Discos compactos dañados (Hola, Spofity)
  3. Ropa vieja, o de tu talla de años (Si, también tu chaqueta favorita de parches)
  4. Zapatos viejos (Donarlos para caridad es la mejor opción)
  5. Lentes de sol viejos (Si, el Boho Chic está de moda, pero no exageres)

De la cocina:

 

  1. Tapas de envases plásticos (no, no mientas, no comprarás el envase)
  2. Electrodomésticos dañados (llama a un técnico, ellos pueden sacarle provecho)
  3. Porcelana con roturas (Mamá sabrá comprender… incluso, tal vez te ayude)
  4. Adornos tejidos, cestas (Habrás comprobado que no son buena idea en la cocina)
  5. Esponjas y paños viejos

Del Baño:

  1. Esos frascos de perfume (hace rato que son demasiados)
  2. Cepillos (todos, prueba a tirarlos en la papelera)
  3. Todo lo que sea de tela y lleve mucho tiempo dentro del baño
  4. La alfombra de ducha de más de 2 años
  5. Esas velas perfumadas a medio uso… no más

Del garaje

  1. Muebles viejos o rotos (Si no eres amante del bricolaje, déjalos ir)
  2. Colecciones de revistas… (chequea primero, puedes obtener ganancias)
  3. Repuestos o herramientas dañados (busca asesoría para desechar estos productos)
  4. El material que quedó de la última reforma (véndelo, y compra muebles nuevos)
  5. Luminarias dañadas (resígnate a cambiar)

Donde sea que los tengas

  1. Papeles, libro, cuadernos viejos (Sólo el polvo y los bichos los extrañarán)
  2. Juguetes viejos (no desperdicies la oportunidad de hacer feliz a un niño)
  3. Las cosas del bebé (tu hijo ya casi va a la uni, es tiempo)
  4. Adornos de navidad desprolijos o dañados (Santa va a sonreír la próxima navidad)
  5. Adornos florales de plástico  (no diré nada)